La adicción al azúcar es una de las enfermedades modernas más problemáticas del siglo XXI, pues desencadena otras dolencias como hipertensión, colesterol, diabetes, enfermedades dentales, obesidad, enfermedades cardiovasculares e hígado graso, entre otras.

 

El efecto que genera el azúcar en nuestro cuerpo es un arma de doble filo. Cuando la consumimos, esta se metaboliza muy rápidamente la glucosa es absorbida rápidamente por la sangre y nos sentimos animados. Es un estímulo veloz. Sin embargo, a este impulso energético le sigue una depresión, cuando el fondo se desprende del nivel de glucosa sanguínea. Estamos inquietos, cansados; necesitamos hacer un esfuerzo para movernos o incluso pensar.

 

Hoy en día gran parte de los alimentos que consumimos diariamente tienen azúcar: refrescos, postres lácteos, salsas preparadas, zumos envasados, cereales, productos congelados, comidas preparadas, pan de molde, embutidos, yogures de sabores… Debemos tener en cuenta que el azúcar no solamente se esconde tras los alimentos dulces, también se encuentra en los salados, en los procesados, por eso debemos estar muy atentos a las etiquetas de los productos a la hora de hacer la compra.

 

Desde la infancia, son muchos los alimentos disponibles que hacen que nuestro paladar se acostumbre al sabor dulce, por eso debemos evitar también los edulcorantes, debemos aprender a disfrutar del sabor real de las cosas, de los alimentos naturales que no han sido procesados: fruta, verdura, frutos secos, cereales, carne, pescado, legumbre etc.

 

Te dejamos unas claves para aprender a desengancharte:

  • Reduce las visitas al supermercado, intenta acudir al mercado para evitar la compra de productos ultraprocesados. Allí será más fácil escoger productos sanos. Y el resto de productos puedes comprarlos en tu supermercado pero de forma online, para evitar caer en tentaciones.
  • No comas ultraprocesados. Consume frutas y verduras, frutos secos, legumbres, carnes y pescados no envasadas.
  • Lee bien las etiquetasde los productos. En pricnipio no debe tener más de 4 ingredientes y entre ellos nunca debe estar el azúcar ni distintas formas de este.
  • En el momento en el que aparezca la temida ansiedad. Los vegetales verdes, las grasas saludables y las proteínas son los mejores aliados, pues disminuyen el nivel de glucemia. Como capricho puedes consumir ocasionalmente chocolate puro de porcentaje superior al 80%.
  • No reemplaces el azúcar porotros edulcorantes. No es recomendable ya que “este tipo de productos cambia la forma en que el cuerpo metaboliza el azúcar, es decir, se crea una confusión entre el intestino y el cerebro y se ingieren más calorías de las normales. Además, no acabas con la adicción al continuar percibiendo el sabor dulce”, alertan desde el portal médico Salud180 en relación con un estudio publicado por la revista ‘Diabetes Care’.
  • Suele decirse que para deshabituarse a algo deben pasar 21 días. Póntelo como objetivo. Hazte un calendario, ponlo a la vista y proponte estar 21 días sin consumir azúcar ni nada dulce. Vete tachando los días. Estamos seguros que una vez pasado este plazo estarás totalmente desenganchado.

No dudes en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o pregunta que pueda surgirte.