Tal y como comentamos en el post sobre alopecia androgénica, más del 50% de los hombres sufren de alopecia androgénica. La pérdida de pelo se debe a la acción de un andrógeno, el cual va miniaturizando los folículos (haciéndolos más finos) hasta que termina por atrofiarlos por completo, suponiendo esto la pérdida de pelo.

Es importante actuar a tiempo, ya que una vez atrofiado un folículo, no podemos volver a recuperarlo.

La mesoterapia de dutasteride es un tratamiento muy efectivo ya que inyectamos el antiandrógeno en el cuero cabelludo, haciendo que llegue una cantidad muy elevada a la raíz del folículo, dónde va a evitar que el andrógeno siga debilitándolo. Además con la gran ventaja de que este medicamento no pasa de forma activa al torrente sanguíneo, por lo que no tiene efectos secundarios.

Este tratamiento esta indicado para pacientes que quieren frenar la caída y engrosar el cabello de las zonas dónde ya ha empezado a debilitarse (principalmente entradas, zona central y coronilla).

Es un tratamiento que debe realizarse entre 3-4 veces al año, durante los dos primeros años y después ya podemos ir distanciando un poco las sesiones. Generalmente tardamos en ver los resultados hasta la tercera sesión, aunque hay pacientes que empiezan a notarlo antes.

Se trata de un procedimiento muy sencillo, y en IMR lo hacemos prácticamente indoloro. No necesitas ningún cuidado previo y al salir de la consulta podrás continuar con tu rutina diaria.

Acompañado a la historia clínica, realizamos un exhaustivo seguimiento con imágenes para ir evaluando el progreso a lo largo del tiempo.

No dudes en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o pregunta que pueda surgirte.