Conozca nuestra unidad de control de peso

CONTÁCTENOS
control-peso_unidades-home

UNIDAD CONTROL DE PESO

La Unidad de Nutrición y Control de Peso está dirigida por Vanessa Garzón, experta en tratamientos nutricionales y dietéticos.

Es una profesional muy cercana, tenaz y con mucha dedicación y pasión por su profesión, siempre involucrada en ayudar a los demás a mejorar su estilo de vida y hábitos alimenticios, mejorando así su salud y bienestar.

Su lema es: «los nutricionistas aportamos los recursos, los pacientes consiguen los resultados»

TRATAMIENTOS DE NUTRICIÓN

En IMR nos preocupamos por la salud de nuestros pacientes, cuidamos la salud del intestino y combatimos las molestias digestivas. Todo a través de una alimentación saludable para nuestros pacientes.

Unos correctos hábitos alimenticios son los pilares básicos para disfrutar de buena salud y bienestar general.

La alimentación saludable es aquella que aporta a cada individuo todos los alimentos necesarios que cubran sus necesidades nutricionales en las diferentes etapas de la vida (infancia, adolescencia, edad adulta y envejecimiento), y en situación de salud.

Para mantener la salud y prevenir la aparición de muchas enfermedades hay que seguir un estilo de vida saludable; es decir, hay que elegir una alimentación equilibrada, realizar actividad o ejercicio físico de forma regular (como mínimo caminar al menos 30 minutos al día) y evitar fumar y tomar bebidas alcohólicas de alta graduación.

imr-doctora-frutas

ADELGAZAMIENTo


¿Adelgazar? ¿Y volver a coger el peso perdido? Ni hablar.

¿Adelgazar de manera saludable? Imposible.

Perder peso no es cuestión de estética, es cuestión de salud, de bienestar. En IMR sabemos bien de lo que hablamos.

Te ayudamos a desaprender a comer como comes, siempre adaptándonos a tu rutina, tus gustos y necesidades. Sin contar calorías ni pesar los alimentos.

Volvamos atrás juntos y empecemos de 0.

imr-pantalón-antes-despues

No hablamos de DIETA sino de PLANIFICACIÓN, que implica organización, orden y control.

Las 2 claves principales para conseguir perder peso de manera saludable son: organizar horarios y ordenar alimentos.

Tras un minucioso estudio antropométrico, estableceremos el plan que más se adapte a ti, a tus gustos y a tu estilo de vida. Además, te ofrecemos la posibilidad de tener tu propio coach y realizarte un seguimiento diario, semanal o quincenal, ¡no estarás solo!

Porque el éxito de los tratamientos nutricionales reside en:

  • Realizar un buen diagnóstico y estudio inicial.
  • Establecer un plan que realmente se adapte a tu ritmo de vida.
  • Realizar un seguimiento muy cercano, continuo y personalizado para modificar hábitos de por vida.

En caso de desórdenes alimenticios se abordará desde un trabajo conjunto con la Unidad de Psicología.

AUMENTO DE PESo


¿Tienes bajo peso? ¿Te cuesta ganar peso? ¿Quieres conseguir masa muscular?

En IMR realizamos una valoración completa del estado nutricional del paciente para determinar la energía requerida y la gastada en las tareas diarias y la actividad física que se realice.

Elevar el Índice de Masa Corporal y el Índice de Grasa Corporal son los objetivos a tratar.

La grasa corporal hace que almacenes energía para realizar las tareas diarias y también nos ayuda a proteger los órganos vitales.

imr-dieta-salud-corazon-h

Por eso, debemos aumentar las calorías de la ingesta pero con alimentos nutritivos y saludables.

Sin que sea necesario cambiar de modo radical o brusco los hábitos alimentarios, se puede aumentar el aporte de energía de los platos mediante el consumo de alimentos saludables de alta densidad energética, pero de elevado valor nutritivo.

INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

La intolerancia alimentaria es una reacción adversa del organismo producida por que este no puede digerir y metabolizar un alimento o parte de este. La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo, como lo hacen las alergias alimentarias.

La intolerancia más habitual es la intolerancia a la lactosa, azúcar contenido en los productos lácteos. A esta le sigue en frecuencia la intolerancia a la fructosa, que está presente en multitud de frutas y verduras. Y a esta la intolerancia al sorbitol, también presente en algunas frutas y en las algas rojas. Mucha menos incidencia tiene la intolerancia a la sacarosa, presente en la caña de azúcar y en la remolacha.

En IMR contamos con varios test que nos detectan estas intolerancias así como la sensibilidad a ciertos alimentos. Estos test, que unos se realizan a través de una muestra de sangre y otros por aliento, suponen una gran herramienta para nuestros profesionales de la Unidad de Nutrición, ya que, en base a los resultados de este, de todos los datos extraídos del estudio nutricional y antropométrico inicial completo así como todos los datos de interés que nos aportan nuestros pacientes, podemos diseñar una dieta absolutamente individualizada y adaptada a este y su organismo.

TEST DE SENSIBILIDAD ALIMENTARIA


sensibilidad-alimentaria

La sensibilidad alimentaria se puede clasificar dentro de las reacciones adversas a los alimentos, entendiendo como tales a cualquier respuesta clínica anormal que pueda ser atribuida a la ingestión, contacto o inhalación de un alimento, sus derivados o cualquier aditivo contenido en el mismo. Dentro de las reacciones adversas se deben distinguir las reacciones tóxicas, cuya principal característica es la universalidad. Es decir, que un alimento cuando es tóxico resulta perjudicial para toda la población, característica que las diferencia de las reacciones no tóxicas, que únicamente afectan a una sección de la población, pero no al resto. En las reacciones no tóxicas se encuentran las intolerancias alimentarias y las reacciones de hipersensibilidad.

Las Intolerancias alimentarias resultan, en líneas generales, de la incapacidad del metabolismo de algunas personas para metabolizar algún componente concreto de algún alimento o grupo de alimentos, mientras que las reacciones de hipersensibilidad son reacciones descontroladas del sistema inmunológico frente a las proteínas contenidas en los alimentos. La hipersensibilidad alimentaria es un tipo de reacción adversa a los alimentos diferente a las intolerancias. En este caso se trata de una reacción descontrolada de las defensas del organismo frente a las proteínas contenidas en los alimentos. Las reacciones de hipersensibilidad alimentaria se clasifican en dos grupos en base a su mecanismo de acción: la alergia alimentaria y la sensibilidad alimentaria.

¿En qué consiste el test de sensibilidad alimentaria?

El paso de antígenos alimentarios a través de la mucosa intestinal provoca la activación del sistema inmunológico. La cadena de procesos biológicos que constituyen una reacción de este tipo tiene como consecuencia la síntesis de anticuerpos IgG, encargados de neutralizar y depurar a las macromoléculas alimentarias. Este tipo de reacción se produce constantemente sin provocar manifestaciones clínicas relevantes. En algunas ocasiones se produce una reacción exagerada y patológica en la que la formación de inmunocomplejos Ag-Ac es lo suficientemente grande como para saturar los sistemas de depuración celular. Bajo estas circunstancias se produce la activación del sistema de complemento y, en consecuencia, el inicio de un proceso inflamatorio responsable de los daños colaterales en los tejidos próximos a la reacción inmunológica, que se manifiesta en múltiples y variados cuadros clínicos.

¿Qué ventajas aporta este test?

  • Dispone de paneles especiíficos para personas vegetarianas.
  • Mayor fiabilidad: analiza cada alimento por duplicado.
  • Requiere poco volumen de sangre.
  • Permite elegir entre 4 paneles diferentes.
  • Utiliza la tecnología más avanzada de microarray.
  • Precios asequibles.

TEST PARA INTOLERANCIA A LA LACTOSA


Este test pone en evidencia una posible intolerancia a la lactosa mediante la cuantificación de las concentraciones de hidrógeno, metano y anhídrido carbónico en el aire espirado tras la ingestión de una cantidad controlada de lactosa.

La metabolización de la lactosa por parte de la microbiota del intestino va a generar hidrógeno y/o metano, estos gases van a ser absorbidos, transportados por la sangre y eliminados a través de las vías respiratorias junto al anhídrido carbónico. Así pues, el aumento de la concentración de estos gases en el aliento tras la administración de lactosa nos va a indicar que este disacárido no ha sido absorbido de forma adecuada y por tanto que puede existir una intolerancia o un síndrome de malabsorción de lactosa.

airtest-test-clinico-espirado

¿Qué es la lactosa?

Para hablar de la intolerancia a la lactosa, primero debemos saber qué es. La lactosa es un azúcar disacárido que se encuentra en la leche y otros productos lácteos, aunque también puede estar presente como aditivo formando parte de algunos alimentos preparados o como excipiente de algunos medicamentos. Para poder ser absorbida en la mucosa intestinal, la lactosa debe disociarse en dos monosacáridos, la glucosa y la galactosa. La enzima lactasa es la responsable de esta disociación. Si esta enzima falta o no se produce en cantidad suficiente, la lactosa no se va a poder disociar y en consecuencia no se va a absorber en la mucosa intestinal. Esta circunstancia provoca que la lactosa llegue intacta al colon, donde la microbiota va a metabolizarla generando gases como hidrógeno, metano o ácido sulfhídrico, responsables de los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Cuando la deficiencia de lactasa tiene su origen en una alteración genética, hablamos de intolerancia a la lactosa primaria. En este caso no existe otro tratamiento que la supresión de los productos con lactosa. También existe la posibilidad de que la deficiencia de lactasa sea consecuencia de alteraciones más o menos transitorias en la mucosa intestinal como la enfermedad celiaca, el SIBO, infecciones, malnutrición, enfermedad inflamatoria intestinal, etc. En este caso la intolerancia a la lactosa remitirá en la medida en la que la mucosa intestinal vuelva a tener una actividad normalizada.

TEST PARA INTOLERANCIA A LA FRUCTOSA


Este test pone en evidencia una posible intolerancia a la fructosa mediante la cuantificación de las concentraciones de hidrógeno, metano y anhídrido carbónico en el aire espirado tras la ingestión de una cantidad controlada de fructosa.

La metabolización de la fructosa por parte de la microbiota intestinal va a generar hidrógeno y/o metano, estos gases van a ser absorbidos, transportados por la sangre y eliminados a través de las vías respiratorias junto al anhídrido carbónico. Así pues, el aumento de la concentración de estos gases en el aliento tras la administración de fructosa nos va a indicar que este azúcar no se ha absorbido de forma adecuada y por tanto que puede existir una intolerancia o malabsorción.

¿Qué es la fructosa?

Si hablamos de la intolerancia a la fructosa, primero debemos saber qué es la fructosa. La fructosa, o levulosa, es un tipo de glúcido monosacárido encontrado en los vegetales, las frutas y la miel. También hay que tener presente que la fructosa se puede encontrar como aditivo formando parte de algunos alimentos preparados o como excipiente de algunos medicamentos.

¿Qué es la intolerancia a la fructosa?

Se habla de intolerancia a la fructosa cuando aparecen síntomas como dolor e hinchazón abdominal, sonidos abdominales, diarrea explosiva, etc. en pacientes con malabsorción de fructosa. En función de la patogenia podemos clasificar las intolerancias a la fructosa en primarias y secundarias:

  • Las intolerancias primarias se deben a un fallo de origen genético en el transportador de la fructosa de la mucosa intestinal.
  • Las intolerancias de origen secundario son debidas a una enfermedad intestinal de base (SIBO, celiaquía, enfermedad de Crohn, gastroenteritis, etc.) que de una manera u otra pueden alterar el proceso de absorción de la fructosa.

TEST PARA INTOLERANCIA AL SORBITOL


Este test pone en evidencia una posible intolerancia al sorbitol mediante la cuantificación de las concentraciones de hidrógeno, metano y anhídrido carbónico en el aire espirado tras la ingestión de una cantidad controlada de sorbitol.

La metabolización de la sorbitol por parte de la microbiota intestinal va a generar hidrógeno y/o metano, estos gases van a ser absorbidos, transportados por la sangre y eliminados a través de las vías respiratorias junto al anhídrido carbónico. Así pues, el aumento de la concentración de estos gases en el aliento tras la administración de sorbitol nos va a indicar que este no se ha absorbido de forma adecuada y por tanto que puede existir una intolerancia o malabsorción.

¿Qué es el sorbitol?

sorbitol

El sorbitol es un polialcohol o alcohol polihidrico de azúcar. En la naturaleza se encuentra en las algas rojas y en algunas frutas y verduras de las familias rosaceae y plantaginaceae como peras, manzanas, ciruelas, melocotón, membrillo, etc. En la industria alimentaria y farmacéutica se emplea como edulcorante como humectante y como crioprotector (Aditivo E-420). La malabsorción de sorbitol se produce por un déficit del transportador intestinal específico. No obstante, incluso en las personas sin este déficit, una persona sana solo puede absorber una cantidad limitada de este azúcar, aproximadamente unos 20-25 gramos, por lo que si se supera este margen puede producir también síntomas.

¿Qué sucede cuando existe una intolerancia al sorbitol?

La intolerancia al sorbitol es un término que se aplica a la presencia de síntomas asociados a la malabsorción de éste: hinchazón y sonidos abdominales, diarrea explosiva.

TEST PARA SOBRECRECIMIENTO BACTERIANo


imr-dolor-de-estomago-sibo-h

Este test tiene la capacidad de poner en evidencia un sobrecrecimiento bacteriano en intestino delgado (SIBO) mediante la cuantificación de las concentraciones de hidrógeno, metano y anhídrido carbónico en el aire espirado tras la ingestión de una cantidad controlada de lactulosa, lactitol o glucosa. Habitualmente realizamos el test utilizando lactitol como sustrato, pero si usted tiene un especial interés en emplear cualquier otro, nos puede escribir un correo-e a logistica@laboratoriocalderon.com y le enviaremos el kit correspondiente.

La metabolización del lactitol por parte de la microbiota intestinal va a generar hidrógeno y/o metano, estos gases van a ser absorbidos, transportados por la sangre y eliminados a través de las vías respiratorias junto al anhídrido carbónico. Así pues, la evolución de la concentración de estos gases en el aliento tras la ingestión oral de lactitol nos va a aportar información sobre la existencia o no de SIBO.

¿Qué es el sobrecrecimiento bacteriano en intestino delgado?

El intestino grueso contiene la mayor concentración de flora bacteriana en nuestro organismo. Cuando parte de esta flora coloniza, algunos segmentos del intestino delgado podemos estar hablando del síndrome de sobrecrecimiento bacteriano. Este se puede manifestar con distensión, flatulencias, dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso, alteración de algunos nutrientes, etc. Las causas pueden ser diversas y es recomendable visitar a un especialista en aparato digestivo. El tratamiento suele consistir en la administración de antibióticos de amplio espectro.

SOLICITE SU CITA

Puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda que pueda surgirte, o para pedirnos cita por videollamada o en cualquiera de nuestras clínicas.
CONSÚLTANOS.

LLÁMENOS